Llega la hora de hacer tu pedido o de pedir en un restaurante y siempre tienes las mismas dudas… ¿en qué se diferencia la presa de la pluma? ¿qué tiene más grasa el secreto o la presa? En este artículo vamos a tratar de explicar cómo es cada una de ellas dejando una cosa clara: escojas la que escojas siempre será un acierto porque ¡todas son igual de sabrosas!

Para que a partir de ahora tengas claro cuál es cuál, exponemos a continuación las características principales de cada una de ellas.

En este caso, a veces lo simple es lo que más gusta, y dada la calidad de estas tres piezas no necesitan más que ser cocinadas a la plancha o la parrilla acompañadas de unas patatas fritas para disfrutar de su sabor.

No obstante, descubrir nuevos sabores siempre es un placer, por lo que propondremos también algunas recetas más innovadoras para que te diviertas con su preparación.

Presa: esta pieza forma parte del cabecero del lomo, por lo que al ser una zona de tanta movilidad esta carne es fibrosa y nutritiva. Se caracteriza por su grasa intramuscular que le da un aspecto marmoleo y una agradable textura, además de un exquisito e intenso sabor. De cada cerdo se extraen dos piezas de aproximadamente 600 gramos.

En el caso de prepararla a la plancha o parrilla, la cortaremos en filetes con el grosor al gusto.

Pero una forma de preparación con la que se obtienen muy buenos resultados consiste en preparar con majado con hierbas provenzales, sal, orégano, ajo, pimienta negra y aceite de oliva y con él marinar una pieza entera sin filetear, preparar en el horno a 180º y añadir a media cocción medio vaso de ron. Una explosión de sabores ideal para este tipo de carne.

Secreto: se extrae de las faldas de paleta. El secreto se reconoce a simple vista por el veteado de grasa infiltrada, la cual le aporta una textura y jugosidad inigualables. Es, desde hace unos años, una de las piezas que más se demandan para su consumo.

Para el secreto proponemos una receta un poco más elaborada pero con deliciosos resultados. En una sartén sofreímos tiras de jamón serrano, setas y verduras (berenjena, calabacín, zanahoria, cebolla…). Extendemos los filetes de secreto, rellenamos con el sofrito y cerramos. Sellamos en una sartén con aceite bien caliente y lo introducimos en el horno durante unos 20 minutos. Para acompañar, unas patatas fritas o asadas.

Pluma: la más fina de los tres cortes, de un color rojo intenso y con forma triangular y alargada, de ahí su nombre. Tiene la cantidad perfectamente equilibrada de grasa y magro. Su textura le viene dada por la posición junto al lomo.

Otra receta muy sencilla pero que aporta gran sabor preparar la acompañada de unos pimientos del padrón. En primer lugar se sella la pieza de presa, se trocea y se coloca en una bandeja apta para horno. Añádele sal y si quieres un poco de pimienta. Posteriormente, freír durante unos segundos los pimientos del padrón en una sartén con aceite de oliva y añadir también a la bandeja. Báñalo todo con un chorreón de vino blanco y termina de cocinar en el horno durante unos 20 minutos. ¡Y a comer!

¿Qué tiene más grasa la presa o el secreto? ¿La presa tiene más grasa que la pluma?

Si lo que quieres saber es qué pieza tiene más grasa, intentamos aclarártelo: la pluma es el corte que tiene menos grasa infiltrada, sus vetas características se asemejan a la parte alta del jamón; por su parte, la presa presenta una combinación perfecta de grasa entreverada y jugosa carne y por último, el corte que tiene mayor grasa intramuscular es el secreto, que cocinado a la plancha o la brasa aporta una jugosidad y sabor excelente.

Una vez que ya lo tienes claro, corre a nuestra tienda online y haz tu pedido con el corte que prefieras. En EntreCarne te llevamos tu pedido a casa, para que disfrutes de presa, pluma o secreto ibérico envasado al vacío y con todo el sabor natural de una carne de categoría extra!